¡La casita de jengibre es un postre navideño muy tradicional en el norte de Europa, y aquí va haciéndose cada vez más popular (gracias en parte a las galletas pre-cortadas de Ikea y a los escaparates de las pastelerías)! Se trata de un dulce que se construye con forma de casa, y que está realizado, como su nombre indica, en galleta o bizcocho de jengibre.  Y reconozcámoslo, es una monada, aunque con esto de echar colorantes y fondant y cosas uno ya no sabe donde parar, y los postres que se comen con los ojos, suelen ser un poco decepcionantes para el estómago.

En todo caso, si quieres hacer tu propia casita de jengibre, como librópata te recomiendo que le des un toque especial. Hay quien se ha atrevido a reproducir en galleta el colegio Howgarts de Harry Potter, la ciudad Minas Tirith del Señor de los anillos, o directamente, y liándose la manta a la cabeza, ha pasado del concepto «casa» y ha apostado por hacer una máquina de escribir.

En la siguiente galería puedes encontrar mucha inspiración para hacer tu casita de jengibre navideña con un toque literario.

Y siguiendo con este tema literario-navideño, también puedes echar un ojo a nuestro artículo de cómo hacer un árbol de Navidad con libros.

Fotos vía | Book Riot y Booklicious