La relación entre pintura y literatura ha sido siempre muy rica, y ya aquí vimos, por ejemplo, ilustraciones de Dali para ‘Alicia en el País de las Maravillas’ o de Picasso para ‘Lisístrata’.

En el caso de la obra magna de Charles Baudelaire, ha sido ilustrada por todo tipo de artistas, de Emile Bernard a Gustave Rodin, pero destaca especialmente la interpretación que hizo el pintor Henri Matisse, en la edición de 1947, publicada por La Bibliothèque Française.

Él no propone imágenes que se correspondan con lo contado en cada uno de los poemas de ‘Las flores del mal’, sino retratos ligeros y casi esquemáticos, uno de sí mismo, otro del autor maldito, otros tres de chicos jóvenes y 29 de mujeres. No porque creyese, como algunos críticos del momento, que se pudiese identificar a alguna mujer real como origen del poema, sino a modo de tipos, mujeres simbólicas que hacen énfasis en los sentimientos que expresa el poema. Los dibujos de Matisse acompañan el texto, no lo traducen.

Solo se publicaron 300 copias de esta fantástica edición, todas firmadas a mano por el pintor, y aunque hoy en día puedes hacerte con alguna de ellas, tendrías que pagar 7500 dólares para conseguirla. Eso sí,  hay reediciones menos «especiales» por 24 euros.