Campamento Los juegos del hambre

Cuando llega el verano muchos padres no saben qué hacer para entretener a los niños. El campamento de verano aparece pues como un oasis de tranquilidad para los mayores, y una fuente de diversión constante para los pequeños. Y si cualquier campamento ya emociona a los chicos, imaginad uno basado en uno de los libros (convertido en película) de moda.

Supongo que ese fue el germen de la idea que tuvieron en el cole Country Day, en Largo, Florida: hacer un campamento inspirado en la trilogía ‘Los juegos del hambre’.

En la primera novela de la trilogía de Suzanne Collins se nos sitúa en un futuro post-apocaliptico en el que existe un show anual televisado por el gobierno que consiste en elegir 12 niños (de entre 12 y 18 años) y obligarlos a participar en una batalla de la que solo puede salir uno con vida.

Aunque ‘Los juegos del hambre’ está triunfando, la filosofía del campamento se cuestionó desde el primer momento. ¿Es adecuado para los jóvenes estar en un lugar donde se les enseña a competir por encima de nociones como la solidaridad o el compañerismo?

Los primeros días de campamento servían de entrenamiento para la batalla crucial que tenía lugar los últimos días, pero pronto tuvieron que rebajar el violento tono verbal que estaban adquiriendo las luchas, sorprendidos ante la pasión con la que los niños querían matar a todos los de alrededor. De hecho, se llegaron a cuestionar si había sido oportuno incitar lo salvaje que hay dentro de cada adolescente, y cambiaron las reglas para tratar de fomentar más el trabajo en equipo y menos la violencia.

Al final el campamento fue todo un éxito y los niños lo pasaron en grande pero no deja de ser un poco bizarro lo de hacer una actividad lúdica imitando una trágica lucha a muerte.

Vía | Tampa Bay

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...