Dylan Thomas es uno de esos poetas cuya vida se ha hecho tan famosa como su obra. El poeta galés murió en 1953 en Nueva York víctima del smog y de su alcoholismo, tras una vida llena de caos y excesos (podéis encontrar una película sobre uno de esos excesos en la lista películas sobre escritores) que ayudaría a mantener la leyenda del poeta. Este año se cumplen 100 años de su nacimiento en Swansea, durante los primeros meses de la I Guerra Mundial, y por eso Reino Unido – y especialmente Gales – se están lanzando a recuperarlo y celebrarlo aprovechando el tirón del centenario de Dylan Thomas.

Interior de la cabaña en la que escribía Dylan ThomasY una de las iniciativas más sorprendentes parte de Carmarthenshire, el ayuntamiento galés en el que Thomas vivió sus últimos años y en donde tenía la cabaña minúscula en la que escribió algunas de sus obras principales, como la obra de teatro Under Milk Wood. La cabaña estaba en lo alto, en la localidad de Laugharne (donde el poeta está por cierto enterrado) y tenía vistas de la bahía de Carmarthen. La cabaña había sido comprada para Thomas por uno de sus benefactores.

En 2003, la cabaña fue restaurada y es una atracción turística más de la zona (muy ligada a la figura de Thomas y que por supuesto cuenta con varios recorridos turísticos que permiten seguir los pasos del escritor). Y ahora, coincidiendo con el centernario de su nacimiento, la cabaña se va (más o menos) de viaje. 

Se ha construido una réplica de la cabaña (realemente minúscula) del escritor, copiando todos los elementos existentes para reflejar su espíritu. La cabaña está tal cual Dylan Thomas la dejó el día en el que dejó Laugharne  para irse en su tour a Estados Unidos (el tour del que ya no volvería), con su chaqueta colgada en la silla y sus papeles sobre la mesa. La cabaña itinerante hace lo mismo: mantiene el cenicero lleno de colillas o los caramelos desperdigados sobre la mesa. La cabaña recorrerá Gales y parte de Inglaterra y llegará a Londres para el aniversario del poeta, como explican en la BBC, parándose en los colegios que están en el camino.

Foto | Turismo de Carmarthenshire