Pausa

¿Quién puede escribir un libro en esa hora y media entre la salida del trabajo y la cena? ¿Quién puede concentrarse en una historia mientras el teléfono suena, la familia peta a la puerta, y las obligaciones resuenan en la cabeza? Uno lo que necesita es un retiro creativo, paz, naturaleza, y horas y horas por delante con el único cometido de completar una página.

Y eso es lo que te ofrece Pausa, un programa itinerante de residencias para todo tipo de creadores (artistas, pensadores, artesanos, científicos, poetas…) que simplemente necesiten un entorno natural y tiempo para concentrarse en aquello que quieren hacer. A cambio, solo han de compartir su experiencia.

Se trata de un proyecto de Pablo Berástegui  por el que uno puede pasar entre 4 y 6 semanas en un entorno natural, con alojamiento y manutención gratis, a cambio de compartir conversaciones interesantes durante las comidas en común (con el propio Berástegui y con Pedro Elizo Curto).  La primera edición de Pausa ya ha comenzado, y lo ha hecho en un lugar (que parece) de ensueño, una típica quinta portuguesa junto al rio Ceixe, entre el Alentejo y el Algarve, en pleno parque natural del Suroeste Alentejano y Costa Vicentina.

Como era de esperar, las solicitudes no se han hecho de  rogar, y ya cuentan con residentes para los primeros meses del año (Pausa tendrá lugar durante todo 2014), pero aún puedes mandar tu solicitud para participar después del verano. Vivirás en un apartamento anexo al principal (donde tendrán lugar las comidas), y dispondrás de todo lo necesario para vivir y trabajar (Internet incluido), así como una bici para conocer los alrededores. Y lo más importante, tiempo para leer, para pensar, para escribir, para centrarte solo en lo que tú quieras. A mí se me hace la boca agua solo de pensarlo.

Encontrarás toda la información (y el formulario para solicitar tu Pausa) en la página web del proyecto.