David Ogilvy

Habitualmente, todos estos artículos sobre consejos para escribir tienen como respaldo a un escritor famoso. Al fin y al cabo, si uno quiere triunfar como escritor, lo mejor es fijarse en lo que han hecho las celebridades de ese terreno. Pero lo cierto es que los escritores no son los únicos que viven del mundo de la escritura. Los periodistas o los creativos publicitarios también lo hacen. Y de ese último punto vienen 10 consejos para escribir firmados por David Ogilvy que son además bastante aplicables mucho más allá de la escritura publicitaria. Ogilvy es el padre de la publicidad moderna y uno de esos genios habituales del mundo de cómo convencer a alguien usando las palabras.

Estos son sus consejos para escribir:

  1. Lee el libro de Roman-Raphaelson sobre escribir. Léelo 3 veces. (El libro es como un manual de formas de escritura correctas. No tienes que leer ese, pero en castellano hay muchos libros similares).
  2. Escribe de la misma manera que hablas. De forma natural.
  3. Usa palabras cortas, frases cortas y párrafos cortos
  4. Nunca uses palabras de jerga como reconceptualizar, desmasificar. Son signos de ser un idiota pretencioso.
  5. Nunca escribas más de dos páginas sobre un tema.
  6. Comprueba las citas
  7. Nunca envíes una carta o un memorando en el mismo día en el que lo escribas. Léelo a la mañana siguiente y edítalo.
  8. Si es algo importante, busca a un colega para mejorarlo (o lo que es lo mismo: deja que alguien lea lo que has escrito y te dé su opinión imparcial).
  9. Antes de enviar una carta o un memorando, asegúrate de que está completamente claro lo que quieres del receptor (y esto en la escritura más literaria podría traducirse como un ten claro que es exactamente lo que quieres).
  10. Si quieres acción, no escribas. Vete y díselo a quien quieres (y sí, este consejo es extrañamente aplicable al mundo literario).

Ogilvy escribió estos consejos para sus empleados y los envío a todos ellos en 1982, como publican en OpenCulture, pero lo cierto es que muchos de ellos siguen siendo tan vigentes como lo eran entonces.

Foto Ogilvy