propositos-ano-nuevo

Cuando empieza el año, todos empezamos con fuerzas renovadas y con una larga, larguísima lista de propósitos por cumplir. Todos nos apuntamos al gimnasio (o empezamos a ir), todos decidimos una vida más sana, todos decidimos ir andando a más lugares… La lista es siempre muy variada, aunque empezamos a trazarla con cuidado los días antes del cambio de año. Por supuesto, siendo lectores entusiastas, en nuestra lista siempre hay leer más y mejor y cumplir con lo que el retópata nos pide que leamos. Pero, además de unirse al retópata o a algún otro reto de lectura (y sí, por supuesto, el retópata es millones de veces mejor que los demás, qué os vamos a decir), se pueden tomar otros propósitos de Año Nuevo de lectura transversales, que pueden ayudarnos a cumplir con más puntos y con muchos más incentivos de lectura.

Leer solo libros de la biblioteca pública más cercana a tu casa

¿A quién vamos a engañar? Este es el propósito más difícil de la lista. Personalmente, hace un tiempo, intenté no comprar ni un solo libro durante un mes… No lo logré. Pero a pesar de ello este es un propósito muy bueno, especialmente para conocer mejor la biblioteca pública más cercana. Se puede probar a hacer todo el año o un mes.

Leer todos los libros que tienes sin leer en casa

¡Un añadido para hacer más emocionante el reto de lectura que decidas empezar!! Todos esos libros comprados en una crisis aguda de tsundoku están esperando a ser leídos.

Dar prioridad a libros de autores que habitualmente no lees

Mira tu estantería y echa cuentas de a quién lees y qué lees: hace años, esa petición fue el punto de partida para el #readwomen, el año en el que muchos decidieron leer solo a autoras después de descubrir que leían solo a hombres. Ver lo que uno lee y lo que inunda las mesas de novedades de las librerías posiblemente nos lleve a descubrir que leemos un mismo patrón de autor y que las minorías quedan bastante lejos de nuestras lecturas recurrentes.

Leer libros de lenguas minoritarias

Muy en la línea de lo anterior.

Leer al menos un gran clásico de esos que nos da siempre mucha pereza

Alguna vez tiene que ser…

Intentar leer más libros de editoriales independientes o de autores autopublicados

Todos ellos tienen mucho más difícil llegar a nosotros como lectores (al fin y al cabo, no tienen el brazo poderoso de marketing de las grandes detrás y no suelen colarse en las pilas infinitas de libros que esperan en las grandes cadenas de librerías) pero entre ellos se esconden absolutos tesoros.

Salir de nuestra zona de confort en lo que a lecturas se refiere

Es una manera perfecta de descubrir géneros nuevos y de acabar con los prejuicios sobre algunos de ellos.

Foto unsplash 

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...