escritor

El sueño de posiblemente casi todo lector entregado es el de conseguir un día ser un escritor. Todas esas ideas geniales y maravillosas que se te ocurren y que piensas que darían para un libro estupendo merecen ser puestas por escrito. Y por supuesto merecen ser puestas por escrito por ti. (Y no por cualquier escritor famoso estadounidense que se forrará con la obra). Pero escribir es duro, es un trabajo arduo, y por muchas ideas brillantes que tengas es complicado plasmarlas sobre el papel. O, a veces, concretarlas en algo. O encontrarlas. Aquí recogemos varios consejos para ser escritor, o en realidad para ser creativo, que hemos descubierto gracias al libro Steal Like an Artist: 10 Things Nobody Told Me About the Creative Life de Austin Kleon (y que en España ha sido publicado como Roba Como un Artista: Las 10 cosas que nadie te ha dicho acerca de ser creativo).

Lleva siempre una libreta contigo. Porque será una herramienta genial para robar. Kleon deja claro en su libro que todo está inventado, lo importante es la forma y el enfoque que le damos. Así que hay que estar siempre atentos. Busca en libros pasajes que te gustan, escucha las conversaciones de los demás o dibuja mientras hablas por teléfono. Todo por supuesto en ese cuadernito que te acompañará a todas partes.

Miente hasta que seas un escritor de verdad. No dejes que te engañen. Todos esos que se dicen escritores en realidad son tan escritores como tú. Di que eres escritor, adopta ‘posturas’ de escritor, deja que los demás lo crean y acabarás creyéndotelo tú.

Copia a tus ídolos. No, no tienes estilo propio. Estás empezando y los principios son duros, así que no dudes en escribir ejercicios de estilo.

Separa lo digital de lo analógico. No es que el ordenador sea Satanás (aunque tiene tantas distracciones…) pero crea un área de trabajo analógica que te permita desconectar.

Abúrrete. Reserva tiempo para hacer cosas que son aburridas. Como nos cuenta Kleon, a él le aburre planchar… pero algunas de sus mejores ideas llegan cuando está aburrido.

Sal de casa. No solo a dar un paseo, también a vivir lejos de tu domicilio. Porque la lejanía y el choque impulsarán el ser creativo.

Escribe un diario. No tiene que ser un diario de adolescente, sino más bien un cuaderno de bitácora de lo que haces. Te servirá en el futuro para recordar lo que has hecho cada día y para incentivar tu creatividad.

Escribe el libro que tú quieres leer. A la hora de escribir lo importante es escribir lo que nos hace felices y el libro que nos gustaría encontrar en una librería, comprarlo y devorarlo.

Foto  jumpinjimmyjava

Y más consejos para escribir