juego de tronos

¡Atención! Contiene muchos spoilers. Si no quieres saber nada de lo que ha ocurrido en esta cuarta temporada, no sigas leyendo.

Juego de Tronos es una adaptación – muy esperada por sus fans – de Canción de Hielo y Fuego, la inmensa (cada libro es un auténtico tocho) serie literaria de George R.R. Martin. Pero, a pesar de ser fieles a su espíritu y al libro (en la primera temporada sobre todo), los responsables de la serie han ido cambiando cosas, uniendo personajes y olvidando otros en la adaptación televisiva. Para empezar, por ejemplo, todo el mundo es un poco más mayor en la serie que en los libros (teniendo en cuenta lo jóvenes que son todos en la novela, a lo medieval, era de esperar). Pero no es el único cambio y uno de los pasatiempos favoritos de quienes han leído las novelas es encontrar las diferencias.

Estos son alguos de los puntos en los que las historias de Juego de Tronos ya no tienen que ver con los libros:

Talisa. El personaje de la esposa de Robb Stark (con un papel tan importante en la Boda Roja, tanto en causa como en efecto) no tiene nada que ver con la esposa que aparece en los libros. Posiblemente haya sido uno de los mayores cambios hasta la fecha. En los libros, el Rey en el Norte se casa con Jeyne Westerling, una mujer noble ligada por sangre a los Lannister de la que se enamora (aunque no es la que estaba prevista para él en los acuerdos de guerra). Jeyne es una noble más, mientras Talisa es una suerte de Médicos sin Fronteras medieval. Talisa muere, embarazada, en la Boda Roja; mientras Jeyne sobrevive (no asiste) pero nunca había conseguido quedarse embarazada.

– Gendry/ Edric. La serie ha hecho una fusión con estos dos personajes que en los libros son completamente diferentes. Los dos son hijos bastardos del rey Robert Baratheon. El primero va, en la novela, camino al norte con Arya Stark, sin saber quién es su padre. Edric, en cambio, en la novela vive con su tío Stannis, que sabe de quien es hijo, y es a quien extraen la sangre usada para los conjuros de Melisandre. La serie fusiona las dos historias, quizás por economía de personajes.

– Caminante Blanco. Los lectores de los libros nunca habían llegado tan lejos en su conocimiento sobre qué pasaba con los hijos varones de Caster que eran abandonados a las misteriosas figuras que viven Más Allá del Muro. Los espectadores de la serie han descubierto, sin embargo, que un Caminante Blanco se los llevaba para convertirlos en otra cosa.

– Jojen Reed. El guía que ha llevado a Brandon Stark al norte del norte, para encontrarse con el famoso cuervo de tres ojos, ha muerto. En los libros lo último que se sabía de él era que estaba herido, pero vivo.

– Osha.  La salvaje de Más Allá del Muro que está protegiendo al hijo pequeño de los Stark, Rickon, en los libros es un personaje muchísimo más secundario del que no se sabe prácticamente nada.

– Brienne. A Brienne tendríamos que haberla visto pasar por la cárcel, ya que cuando llegó – en los libros -a Desembarco del Rey fue acusada de asesinar a Renly (rey, señor, lo que queráis ponerle como título). Los lectores y los espectadores saben que lo mató el ‘hijo’ fantasma del rey Stannis, pero quienes no estaban allí no tenían gran idea. Su encarcelamiento y las acusaciones justifican, en el libro, que Brienne tenga que dejar la ciudad. Lo hace con el mismo encargo, pero en condiciones diferentes.

En los libros, Brienne tampoco se enfrenta a espada contra el Perro para hacerse con Arya (una de las dos hijas que prometió a Catelyn Stark que recuperaría). En la serie, Arya se le escapa por los pelos, por culpa del despiste de su escudero. En los libros no tuvo esa oportunidad.

Lady Stoneheart. En Estados Unidos, el nombre de este personaje se convirtió en trending topic tras el final de la última temporada de la serie. Los productores no la habían incluido, aunque todos estaban seguros de que eso pasaría. Al fin y al cabo, Lady Stoneheart es uno de los personajes que podrían haber tenido más tirón como cliffhanger final de temporada. Que no la hayan incluido ahora no quiere decir que no la vayan a incluir (y si no quieres saber quién es deberías saltar ahora mismo al siguiente párrafo) en la siguiente temporada. La revivida Catelyn Stark, traida de entre los muertos por Thoros de Myr (otro personaje que aún no se ha visto), será uno de los personajes favoritos de los espectadores en la quinta temporada, presentimos.

Tysha. Otro personaje que no aparece en la serie, pero que sí está – al menos mencionado – en los libros. Tysha fue la primera esposa de Tyrion Lannister, una muchacha campesina que se encuentra en el campo y con la que se casa completamente enamorado. Su padre lo separa de ella (ella era campesina, él un Lannister), pero un descubrimiento hace que la furia de Tyrion la noche en la que mata a su padre sea todavía mayor. Su hermano le había revelado que el encuentro no había sido casual y su padre se refirió a ella, en la conversación final en el embarazoso lugar de su muerte, como «una puta», lo que aumentó la ira homicida de Tyrion.

Con información de Bookish, Vulture, Vulture, ABC,