Composición con el retrato de Felix J. Palma y la cubierta de su libro

¿Por qué nos fascinan los trucos de los escritores famosos para escribir? Suponemos que, en parte, es porque sentimos que si sabemos cómo lo hacen seremos capaces de lograr ser como ellos (nuestra parte racional tiene muchas dudas). Por otro, porque al final nos fascina descubrir cómo se escriben los libros, el entramado de trabajo que hay detrás de ellos.

El escritor Félix J. Palma acaba de publicar Escribir es de locos, en Destino. Según explican en la nota de prensa de presentación de libro, en el texto «ha volcado su experiencia de años como profesor de Escritura Creativa y coach literario con la intención de desacralizar el acto de escribir». Palma explica que no vale simplemente con pensar en que se tiene talento o con esperar que las musas «se encargarán de todo». «El talento, sin una técnica que lo guíe, es como un río que se desborda, como un caballo envuelto en llamas que cabalga sin rumbo», asegura.

Y ¿qué debemos tener en cuenta para escribir? En la nota de prensa de presentación de su libro dan un adelanto, apuntando diez trucos para escribir.

1. Nunca digas: «yo no tengo imaginación»

Según defiende el autor, «la imaginación está sobrevalorada». No todos los textos deben ser especialmente imaginativos o fantasiosos. Las historias beben de muchas cosas, incluida la realidad.

2. Las ideas flotan en el aire

«Si miras el mundo con «mirada de escritor», se te revelará lleno de historias», promete.

3. Vete hasta donde te lleve la idea

«Recorre todos los caminos donde pueda llevarte tu idea, hasta encontrar aquel cuyo paisaje más te guste, y hazlo con la mente abierta», se lee en la nota de prensa.

4. La cronología no marca la historia

Esto es, aunque cada cosa que pasa en una historia marcará lo siguiente que ocurra, a la hora de crear una narración no hay que ser fieles absolutos del orden cronológico.

5. No hay que contarlo todo

«No uses solo la elipsis cuando tu personaje vaya al baño. Recuerda que a veces puede ser más efectivo no contar algo que contarlo».

6. ¿Esto para qué sirve?

Todos los elementos de la historia deben tener una función en la construcción final de la narración. Piensa en la pistola de Chejov.

7. Lo original no es el tema, es cómo lo cuentas

«Recuerda que hoy, con tanta tinta derramada a nuestras espaldas, la originalidad viene del tratamiento del tema, no del propio tema».

8. Recuerda que estás escribiendo

O lo que es lo mismo no escribas como hablas, pero tampoco dejes que se te vaya la mano buscando palabras rebuscadas

9. Corrige

«Ninguna novela, ni siquiera las obras maestras, salen a la primera», alerta la lista de consejos. Esto implica trabajar con borradores, borrar, reescribir y corregir.

10. Escribir no es un trabajo que se hace solo

Hasta los escritores profesional, recuerda, necesitan ayuda.