Libros autopublicados imprimiéndose

La crisis del coronavirus ha afectado de forma notable a muchos mercados y a muchos patrones de consumo. El del libro no se ha quedado al margen de la situación. La pandemia y las medidas que se han adoptado para luchar contra ella hicieron que se tuviesen que cerrar las librerías, que se rompiese la cadena de comercialización y que se alterasen los planes editoriales. Muchos libros que iban a aparecer en el primer semestre del año fueron aplazados al segundo o dejados sin fecha futura clara. Además, las editoriales tuvieron que hacer espacio para títulos especiales sobre la covid-19.

Pero ¿cómo ha afectado la crisis a la autopublicación? ¿Ha seguido un camino paralelo?

Según datos de BoD – Books on Demand, la autopublicación ha seguido una dirección divergente de la publicación tradicional. Si en este último terreno han caído los títulos, explican, eso no ha ocurrido con los libros autopublicados. Así, y como señalan en un comunicado, «el número de nuevas publicaciones en BoD en 2020 aumentó en un 37% en comparación con el año anterior”. Esto es, la cantidad de libros autopublicados en su plataforma durante este año no ha caído, sino todo lo contrario. Los escritores autopublicados han lanzado más títulos.

Y, aunque estos datos están ligados a una única plataforma y deben verse por tanto con eso en mente, la estadística puede servir para comprender qué ha ocurrido en ese entorno. Dado que los escritores autopublicados trabajan de un modo más flexible y no dependen de los planes más amplios de su editorial, tiene cierta lógica pensar que se pudieron adaptar más rápido a los cambios en el mercado.

Aun así, ellos también tuvieron que ajustar qué hacen y cómo. Como explican desde la plataforma de autopublicación, si en tiempos normales los escritores autopublicados ya tienen que hacer un trabajo en firme de crear comunidades y conectar con sus potenciales lectores, más lo tienen que hacer en los tiempos de la covid.

Foto | BoD – Books on Demand