Aunque siempre nos repetimos que no se debe juzgar un libro por su portada, lo cierto es que eso ocurre prácticamente cada vez que nos adentramos en una librería. Las portadas de los libros son una de las cartas de presentación que tienen para llegar a los lectores y son uno de los elementos que hacen que los lectores se sientan inmediatamente atraídos por ellos. Sin embargo, no siempre las editoriales se centran en sacar lo mejor de ellas (ahí están todos esos clichés que ocupan las portadas de los libros) y muchas editoriales (hasta muchos panoramas literarios) destacan por hacerlas de forma bastante mala. Por ello, las que son bellas, cuidadas y una muestra del virtuosismo en diseño merecen ser destacadas.

Como cada año, The New York Times ha publicado su lista de las mejores portadas de libros del año, que obviamente se centran únicamente en las portadas de los libros publicados en Estados Unidos por editoriales estadounidenses. Entre esas mejores portadas de libros de 2014 hay algunas que ya habían llamado la atención en su momento, como por ejemplo la de la edición estadounidense personalizable con pegatinas de Los años de peregrinación del chico sin color, de Murakami, o algunas que seguro que serán rápidamente copiadas por las editoriales de  medio mundo en sus novedades.

Estas son las mejores portadas, en las que además se pueden encontrar a diseñadores que se repiten: (si haces clic en cada imagen la verás a mayor tamaño)