fractalTítulo: Fractal

Autor: Damián Cordones

Editorial: Autoeditado 

Formato: Papel

Argumento: Paul Clement, un cobrador de deudas, llega hasta el Fractal Sanatorium, el hospicio en el que cree que se vive un deudor moribundo infectado de fractal, una enfermedad que consume el cuerpo de los enfermos llenándolo de llagas. Mientras espera en el sanatorio, para poder cobrar la deuda, Clement recibe un nuevo encargo: tendrá que adentrarse en uno de los lugares más contaminados para saldar una nueva deuda.

Fractal es una «historia de ciencia ficción, con elementos detectivescos y terror», como nos explica por correo electrónico su autor, y la primera entrega de una obra mayor, que algún día el autor «gustaría publicar en un solo tomo: La era del espíritu baldío». «En septiembre u octubre publicaré Lugar baldío en cabeza humana, y, si todo va bien, a primeros del 2016 Humanos de raza gris», nos explica. «Después vendrán algunas más pertenecientes al mismo proyecto La era del espíritu baldío».  

La historia es uno  más de los títulos que han llegado al mercado vía autoedición, aunque al autor puntualiza que autoedición y autopublicación no son, según su punto de vista, exactamente iguales. «En ese caso me parece muy oportuno distinguir entre autoeditar y autopublicar», señala. «Creo que mi trabajo se puede considera autopublicación, porque el trabajo de edición no lo he hecho yo, lo han hecho los servicios editoriales de la editorial Balduque». Y añade: «Mi máxima preocupación a la hora de publicar mi trabajo era ese, el de obtener un producto que yo estuviese dispuesto a comprar, o, al menos, lo más próximo a ello». 

A diferencia de otras obras autoeditadas, su novela solo se puede comprar en su propia web. ¿Por qué no probar platafomas como Amazon o Bubok, donde existen una oferta mayor de obras autoeditadas? «No me interesa publicar en plataformas de ese tipo precisamente por eso, porque yo como lector nunca he ido ahí a buscar libros«, explica Cordones, apuntando que cuando pensó en cómo lanzar su obra pensó en lo que le interesaba a él como lector para tomar decisiones.

«Me hacía ilusión llevar a cabo mi propio proyecto y probar hasta donde podía llegar», nos dice. «Otro aspecto que me anima mucho a la hora de hacerlo de esta manera son los festivales de autoedición, que cada vez son más numerosos y populares. Hay mucha gente haciendo cosas magníficas, no solo libros; ilustración, comics, camisetas…, diseño en general».